Utilización y conflictos valóricos

31 05 2010

El 21 de noviembre del 2009, Sebastián Piñera se encontraba en plena campaña presidencial. Aquel día, en la típica franja electoral donde los candidatos exponían sus promesas, el abanderado de la derecha sorprendió. El ex senador apareció junto a una pareja homosexual señalando la frase “hoy la gente nos acepta, ahora falta un país que nos respete”.

Desde aquel día se rompió  un mito que siempre rondó a la derecha conservadora chilena. Observar al candidato de la Coalición por el Cambio junto a una pareja gay, nadie lo tenía en mente. Sin embargo, esta “muestra de liberalismo” sirvió para que el inversionista se generara un nuevo enemigo, la UDI.

Al asumir como Presidente de la República, todos pensaban que Piñera se enfrentaría a una izquierda crítica y combativa, sin embargo el principal opositor a la función del Gobierno ha sido la UDI. Felipe Ward, Hernán Larraín, Juan Antonio Coloma y María Angélica Cristi asumieron una postura crítica ante este tema y señalaron que “no es ninguna prioridad para el país”.

Lo cierto es que en su programa de gobierno, Sebastián Piñera incluyó un apartado importante en torno a la homosexualidad. “Nos ocuparemos de los dos millones de chilenas y chilenos que conviven en pareja sin estar casados. Por ello, protegeremos sus derechos de acceso a la salud, a la previsión, a la herencia y a otros beneficios sociales, removiendo los obstáculos que hoy les impiden ese acceso y las discriminaciones existentes, de forma de construir una sociedad inclusiva y acogedora y no excluyente y castigadora”, dice textualmente una parte del documento emitido por el actual Presidente.

Aunque Piñera nunca afirmó abiertamente estar a favor del matrimonio de personas del mismo sexo, fue enfático en señalar que luchará por otorgar protección legal a los homosexuales. Sin embargo, desde que asumió como presidente el 11 de marzo, el ex senador jamás ha mencionado el tema, como previendo el fuerte conflicto que se viene. Aquello ya lo insinuaba el  Movimiento de Integración y Liberación Homosexual en noviembre, cuando expresaron en un comunicado que “esperaban no ser parte de una utilización electoral”.

El mandatario asumió un compromiso ineludible con Chile mientras estaba en campaña, sin embargo en su discurso del 21 de mayo no se refirió a este asunto. No cumplir las promesas es el pecado más grande que puede cometer un político y eso el Presidente lo debe saber. Es de esperar que se tomen acciones concretas y este asunto no sea parte de la demagogia y la verborrea tan típicas de las campañas.

Felipe “Boby” Gallegos

Si quieres colaborar con Perros De La Calle, no dudes de enviar tu aporte a contactoperrosdelacalle@gmail.com

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: